jueves, 8 de mayo de 2014

GUARDAR Y GUARDAR COMO... UN ARCHIVO.

En la gran mayoría de programas, tenemos que guardar el trabajo que estamos realizando en un archivo o fichero, bien sea una carta de texto (Word), un dibujo (Paint), una hoja de calculo (Excel), etc.

Siempre que guardamos un archivo, tenemos dos opciones: Guardar y Guardar como... 
En ambos casos siempre hay que dar un Nombre y una Ubicación (Carpeta), aunque existe alguna diferencia, que intentaremos explicar a continuación: 

+ Caso 1. Si el archivo es nuevo y es la primera vez que lo vamos a guardar, podemos usar cualquiera de las dos opciones: guardar o guardar como..., en ambas pide nombre y ubicación.


+ Caso 2. Si el archivo no es nuevo, ya tiene un nombre y seguimos añadiendo texto, podemos utilizar la opción Guardar, si queremos mantener los cambios en el mismo archivo o la opción Guardar como... si queremos crear una copia del archivo con otro nombre, respetando el archivo original.



Veamos lo explicado en dos Ejemplos prácticos:


1) Un documento de texto de un Diario, en el cual todos los días vamos a añadir un texto con lo realizado durante el día. En este caso, abrimos el archivo, añadimos texto y usamos siempre la opción Guardar.


2) Documento de un Pliego de descargo de multas. Tengo un modelo de documento ya creado, lo abro y lo relleno con los datos particulares de una persona. Cuando termino uso Guardar como... y lo guardo con otro nombre, de esta manera el original siempre lo respeto y podré volver a usarlo.



En el siguiente gráfico, mostramos los dos posibles casos contemplados anteriormente, así como las acciones que podemos realizar.